miércoles, 23 de febrero de 2011

Criaturas: Dubkak-Uqupu

Poderosos simios que habitan en las tupidas junglas del sur, los Dubkak-Uqupu son criaturas hostiles y de temperamento difícil. Similares a gorilas, caminan ayudándose de los nudillos de sus manos, y aunque no son más altos que un Mushkenu pueden pesar hasta tres o cuatro veces más. Tremendamente musculosos, sus fuertes golpes pueden arrancar la cabeza de cuajo a un hombre si logran conectar.

De sus antebrazos, su cabeza y la parte superior de su espalda surgen numerosas protuberancias óseas, que parecen afiladas montañas sobresaliendo de su espeso pelaje negruzco. Sus enormes músculos pectorales carecen de pelo, y se anclan en duras placas de hueso. Al prepararse para el combate los golpean incansablemente con sus potentes puños, creando así un ensordecedor ritmo similar al de un gigantesco tambor, que intimida a sus enemigos y los paraliza durante unos instantes.


A ambos lados de su rostro, contrastando con los enormes y blancos colmillos que adornan sus mandíbulas, se hallan las armas que hacen realmente peligrosos a los Dubkak-Uqupu: dos glándulas hinchadas y de un color rojo brillante que contienen un veneno mortal. Si se ven obligados a enfrentarse a un duro oponente harán uso de la peligrosa sustancia, untándosela sobre sus brazos y recubriendo las afiladas espinas que los recorren con el icor fatal.

Lo Dubkak-Uqupu no parecen ser especialmente inteligentes, y sus comunidades, siempre centradas en un macho especialmente fuerte, no son muy grandes. No utilizan herramientas y su dieta es carnívora. El único gesto que podría hacer pensar que son seres más avanzados es su costumbre de teñir su piel con la sangre de aquellos enemigos que les han supuesto un reto en combate, dibujando motivos en espiral.

A pesar de todo esto, los Dubkak-Uqupu únicamente matan para alimentarse o defender su familia y su territorio. Sólo hacen una excepción a esta regla con un enemigo en concreto: los Umamu. Harán cualquier cosa para acabar con todos aquellos de los que tengan conocimiento, persiguiéndoles incansablemente. Pero eso sí, una vez muertos jamás comerán su carne.

Tan grande es el odio que los Dubkak-Uqupu sienten por los Hijos del Bosque, que corre el rumor de que un explorador proveniente de Uruk se ganó los servicios y la protección de varios de los simios al rescatar a una hembra de las garras de un Umamu.

La razón de que en la imagen veáis la selva pero no la criatura no es que el Dubkak-Uqupu se haya escondido bien, sino que su dibujo es el primero de un fantástico ilustrador que se une al proyecto. Dejo que vuestra imaginación vuele hasta dentro de una semana, cuando desvelaré el nombre del ilustrador y podréis ver al Dubkak-Uqupu en toda su gloria.

15 comentarios:

Alsharak dijo...

Tío... te juro que jamás pienso entrar en una jungla jugando a tu juego.

Y no digo más! Ciertamente intimidan, me estoy imaginando a lomo plateado, pero con huesos y veneno y joder... intimida y tal!

wachinayn dijo...

Pues ya verás el canguelo que te va a dar cuando lo veas en "persona".

dormin dijo...

Dudo que el desierto sea más seguro; fijo que en el bestiario entraran gusanos tipo Dune u hormigas leon gigantes que aparecen de pronto de la arena y te arrastran sin dejar ni el más mínimo rastro de tu existencia.

¿Habías mencionado antes a los Umamu?

wachinayn dijo...

No, aún no he nombrado a los Umamu. ;)

Gerry_lopez dijo...

Se va a cagar el Upuqu ese cuando se encuentre con mi minotauro berserker cargado de cafeína....
¡Ja! Dukakis a mí! -cada vez tengo más ganas de probar este trasfondo-
XD

Un saludo!

wachinayn dijo...

¿Y se va a llamar Subotai ese Wardu por un casual? ;)

Urox dijo...

Joer que bichejos, ¿son naturales o fruto de la labor de algun ur-frankenstein armado con sangre de Enlil?.

Delirios de Muñekita CaT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
wachinayn dijo...

Estos son totalmente naturales, Urox. Es lo que tiene la evolución en un mundo tan duro.

WilliamDargates dijo...

Se escucha genial, ¿En que te inspiraste para crear ese monstruos? muy curioso que siendo tan fuertes tenga veneno en la boca o algo asi.

Yo espero ver la ilustraciones.

wachinayn dijo...

Ando siempre mezclando en mi cabeza cosas que veo/leo/escucho, y en muchos casos es difícil incluso para mí saber de dónde viene una idea. Pero justo en este caso concreto, el del veneno, sí que puedo trazarlo hasta su origen.

Hace tiempo leí que existe en indonesia un pequeño primate que es capaz de segregar veneno. Ahí tienes una de las influencias del monstruo. ¿El resto de características del Dubkak-Uqupu? Me temo que no lo recuerdo, aunque si me esforzara igual podría dar con ello.

Luis Miguez dijo...

"Si sangra, podemos matarlo."
Espero...

Urox dijo...

Por cierto, ¿cuando vas a hacer alguna partida de demostracion para los que estamos fuera del "Circulo de Iniciados de Sargon" podamos probar el Motor de Emociones y hacernos Wardus y Mushenkus?. ;-D

wachinayn dijo...

Estoy barajando varias jornadas nacionales en las que podría hacer alguna partida de demostración. También necesito preparar una aventura lo bastante corta para poder jugarse en una sesión (la que viene con el juego es más larga) y los personajes pregenerados para la misma.

De vez en cuando aparto un poco de tiempo para esto. Pero aún no tengo nada en firme en este aspecto, me temo.

Urox dijo...

Pues como se suele decir, quedo a la espera...

Un saludo

Publicar un comentario en la entrada

 

La Puerta de Ishtar Template By: SkinCorner