miércoles, 11 de mayo de 2011

Bibliografía: La Epopeya de Gilgamesh

Hacía mucho tiempo que no hacía una entrada sobre la bibliografía que estoy utilizando para documentarme a la hora de afrontar este proyecto, así que ya era hora de volver a tocar el tema de las fuentes de las que he bebido. Pero esta vez no voy a escribir acerca de un libro de texto o divulgativo, sino sobre una obra de ficción: La Epopeya de Gilgamesh.

Pero La Epopeya de Gilgamesh no es un relato cualquiera, sino nada más y nada menos que la primera narración escrita de la humanidad. El primer texto no administrativo que la humanidad decidió donar a la posteridad, poniéndolo por escrito para que así perdurara. O al menos el primero que hemos encontrado.


Esta epopeya habla sobre la vida de Gilgamesh, un rey que gobernó en la ciudad de Uruk en torno a la mitad del tercer milenio A.C., al que le otorga el estatus de semidiós (dos terceras partes dios y una tercera humano). Está compuesta de 12 tablillas y en la primera mitad se habla de la búsqueda de la gloria por parte de Gilgamesh, mientras que en la segunda se trata su reacción ante la realidad de su propia mortalidad. No entraré en más detalles para no destriparle la historia a nadie (aunque tendría su gracia reventar algo que lleva milenios escrita), pero sí que diré que en ella aparecen elementos que luego fueron incorporados a otras mitologías, como el diluvio universal y el sabio Utnapishtim (Noé en el Génesis), así como temas que luego aparecerían en obras de origen Griego, bastante más famosas.

La Epopeya de Gilgamesh es una obra fascinante. Una ventana que nos permite contemplar a los hombres que fundaron la primera civilización. Pero lo más sorprendente de ella es que esta misma visión nos hace darnos cuenta de que aquellos hombres eran iguales que nosotros; con los mismos miedos y anhelos. La historia del rey de Uruk es un documento vivo, porque su mensaje sigue resonando en un lector actual con la misma fuerza con la que debió de hacerlo en su momento. Dejando a un lado la dificultad que puede producir su estilo a la hora de  leerla, esta obra, escrita por hombres de hace más de 4000 años, un mileno antes que el Antiguo Testamento, puede (y debe) ser leída por los hombres del siglo XXI.

 ¿Y cómo lee un hombre del siglo XXI La Epopeya de Gilgamesh? Afortundamente para nosotros, cada poco tiempo se publican nuevas traducciones, a cientos de idiomas, de esta obra. Entre ellos el español. Hay muchas ediciones, unas más fieles al original, incluso en forma de poema, y otras redactadas más al estilo de la narrativa moderna. La versión que tengo yo es de las primeras, pero recomiendo una más adaptada. En 2010 Alianza Editorial puso a la venta una traducción de la versión de Stephen Mitchell bastante económica en formato bolsillo. No la he leído personalmente, pero sí que he oído muy buenas cosas de ella.


Además, hay una novela de Robert Silverberg que adapta la Epopeya de Gilgamesh, titulada "Gilgamesh the King". Es un libro altamente recomendable, y que me gustó mucho. Es tremendamente fiel a la obra original, y está escrita en primera persona. Da ciertas explicaciones mundanas a hechos descritos como sobrenaturales en la epopeya, pero al mismo tiempo muestra cómo (según él) la psicología de los hombres de la época entendía estos fenómenos. Existe una traducción al español (Gilgamesh el Rey), pero fue editada hace muchos años (1988) y hoy en día es difícil  de encontrar, aunque se puede ver en el mercado de segunda mano. Yo lo leí en inglés, y puedo decir que es bastante asequible. Silverberg tiene un lenguaje muy claro que hace que sus libros se lean con agilidad incluso aunque no se domine del todo la lengua de la pérfida Albión.


Por último, ha llegado a mis oídos que actualmente está saliendo en Francia un cómic llamado "L'épopée de Gilgamesh", creado por Julien Brondel y Adrian Brion. Tiene una pinta tremenda a juzgar por las páginas que han colgado sus autores. Desgraciadamente, el francés y yo no nos llevamos muy bien, así que tendrá que ser otro el que os diga si es una adaptación fiel o no.

Espero que tras esta entrada alguno le deis una oportunidad al relato de Gilgamesh, ese semidiós con miedos humanos que reinó 2500 años antes del nacimiento de Jesucristo.

5 comentarios:

Carlos dijo...

Ahora ya entiendo de dónde sacaron ese nombre tan raro los de Ediciones Gigamesh. Le quitaron una "l" pero no hay mucho lugar a dudas.

Athal Bert dijo...

añadida alguna versión a mi cola de lectura...

Urox dijo...

Hay por lo menos otra version en comic de Jim Starlin, aunque esta es en clave de Ciencia Ficcion y mas dedicada a la critica al mundo moderno que a ser fiel al original, pero tambian aparecen muchos puntos de la epopeya, eso si, adecuadamente transformados.

wachinayn dijo...

Pues no sabía que era una adaptación del relato original, sino una de tantas obras que simplemente usaba el nombre del rey de Uruk o lo ponía en otras situaciones.

Le echaré un ojo. ;)

Angel Menargues dijo...

Yo recomiendo esta traducción -literal y muy bien hecha-:

http://www.casadellibro.com/libro-la-epopeya-de-gilgamesh-el-gran-hombre-que-no-queria-morir-3-e-d/1154254/2900001200245

;)

Publicar un comentario en la entrada

 

La Puerta de Ishtar Template By: SkinCorner