miércoles, 8 de junio de 2011

Ciudades de Akkad: Samarra

Como acabo de terminar uno de los dos capítulos dedicados a la ambientación, el dedicado al Imperio de Akkad (el otro se centra en lo que hay más allá), he pensado que sería buena idea poner el texto de una de las ciudades que aparecen en él. Puede que en un futuro ponga otras (hay 15 en total), pero de momento os dejo con la Samarra. Espero que os guste:

El dios patrón de Samarra es Lummu-Kuzazu, el señor de la muerte, el inframundo y el trabajo. Se le suele representar como una obscena y abotargada mezcla entre una araña y una abeja gigantescas, con doce patas y el vientre hinchado.

Los sacerdotes de Lummu-Kuzaku se cubren el cuerpo con túnicas negras adornadas únicamente por su símbolo, y tapan sus caras con máscaras que imitan el rostro de su dios, que jamás se quitan en público. Estas máscaras son tanto más elaboradas cuanto mayor es el rango del sacerdote, desde las más burdas de los acólitos hasta las más detalladas de los altos cargos. De hecho, en el caso de estos últimos, las máscaras son tan perfectas que casi parecen las propias cabezas de los sacerdotes. Incluso las mandíbulas de araña y los insectoides ojos se mueven cuando el portador habla o mira de un lado a otro.

Hay quien cree que no son máscaras.


En Samarra no hay un Ziggurat que se eleve hacia el cielo como el del resto de ciudades, sino que en su lugar hay un templo excavado hacia el interior de la tierra. Probablemente sólo los sacerdotes de Lummu-Kuzaku conozcan sus verdaderas dimensiones, pero debe ser bastante grande a tenor de la cantidad de cuerpos que alberga en su interior.

Porque todo aquel que muere en Samarra es llevado al interior del Ziggurat. Los Awilu son embalsamados mientras que los Mushkenu y los Wardu son incinerados y sus cenizas almacenadas en urnas. Éste proceso se lleva a cabo en la Geshnukummu, o Casa de la Luz.

La Geshnukummu es un templo situado en el exterior del Ziggurat, por encima del nivel del suelo, y construido sobre una brecha en la tierra, de la que surge un fuego verduzco utilizado para las desagradables tareas que se realizan en su interior. En el centro del mismo se encuentra la Sala de las Almas, en la que una enorme representación de Lummu-Kuzaku preside sobre cientos de miles de velas negras que arden con una luz mortecina y verduzca. Cada una de estas velas lleva escrito un nombre y, no importa cuánto aire corra, nunca se apagan.

Las paredes de esta sala están cubiertas de panales, creados por unas extrañas abejas negras y verdes con el símbolo de Lummu-Kuzaku en su abdomen. Estos insectos emiten constantemente un desagradable zumbido que perturba la mente del que las escucha y no abandona sus pensamientos hasta pasado un largo tiempo. A su vez los techos están cubiertos de telas de araña, habitadas por una variedad de estos artrópodos de los mismos colores que las abejas de las paredes, y con el mismo símbolo en su abdomen.

Cuando en alguna parte de Kishar nace alguien que está destinado a morir en Samarra, las abejas trabajan para crear con su cera la vela que representará su vida, mientras que las arañas se encargan de tejer con su seda la mecha que mantendrá la llama encendida. Todos los días, al anochecer, el sumo sacerdote de Lummu-Kuzaku entra en esta sala y enciende las nuevas velas, cuya longitud indica cuánto tiempo va a vivir aquel cuyo nombre está escrito en ellas. Como es lógico, las velas de los Awilu son por lo general mucho más largas que las de los Mushkenu o los Wardu.

Cuando una vela se agota, alguien muere en Samarra.

Es entonces el turno de que los sacerdotes lleven a cabo sus tareas. Recorren la ciudad buscando al recién fallecido y tras recogerlo administran los ritos funerarios pertinentes. Una vez preparado el difunto es el momento de que Lummu-Kuzaku reclame su alma; todas las noches una procesión se encarga de abrir las puertas del Ziggurat y dejar los cuerpos en su interior. La única excepción son las noches del mes de Kislimu, en las que Pabilsag, el arquero, domina el cielo.

A cambio de este servicio el dios protege a Samarra de los espíritus de los muertos y la enfermedad. Jamás se ha visto un Etemmu en la ciudad y ninguna plaga ha azotado jamás a sus gentes.

Aunque hay quien opina que el sumo sacerdote tiene demasiado poder. Al fin y al cabo, ¿qué le impediría acortar alguna vela o apagar su llama? Por suerte, los nombres están escritos en un lenguaje que ha resultado ser indescifrable y que probablemente sólo sea conocido por los Dioses de las Estrellas. ¿Cómo iba a poder el sumo sacerdote aprenderlo?

17 comentarios:

Velasco dijo...

Chulísima. Felcidades. Como única pega a nivel de redacción, la descripción de las abejas y las arañas. Al decir "una especie de...", suena más a que no tienes muy claro cómo son que a "especimen" o "variedad" de las abejas y arañas normales. Todo esto, desde mi subjetividad, claro.
¿Cuánto falta para ver terminado este proyecto?

wachinayn dijo...

Pues tienes razón, lo cierto es que no queda bien. Ahora en un ratillo lo cambio por algo que suene un poco mejor. Gracias.

Respecto a cuándo estará terminado, pues es difícil de precisar. La redacción del texto yo calculo que para julio habrá acabado, pero luego hay unas cuantas cosas más que necesitan hacerse. Hay capítulos que aún no están revisados y habrá que maquetar y hacer ese tipo de cosas.

Vamos, que no puedo decir una fecha, aunque sea tradición en las editoriales de rol anunciar una y luego retrasarse dos años. Así no me pillo los dedos.

Tremandur dijo...

Me ha gustado, muy chula :)

Velasco dijo...

Pues nada, si necesitas ayuda mundana de cualquier tipo (revision de textos y esas tontás). Ya sabes dónde me hallo.

Roberto dijo...

Si todas las ciudades de Akkad son así de alegres, va a ser una juerga constante :-)

Me ha gustado la idea de la vela que marca la vida de una persona. Quizás podrías extenderlo no sólo a la ciudad, sino a todo Akkad. Los sacerdotes de Lummu-Kuzaku serían una visión común en todo el reino, y Samarra una ciudad sagrada o maldita, según se mire. O las dos cosas a la vez :-)

Por cierto, que esta descripción me recordó a un relato de Clark Ashton Smith ambientado en Zothique, "The Charnel God". A ver si lo encuentro ... sí, aquí está: http://www.eldritchdark.com/writings/short-stories/22/the-charnel-god

El Maestro dijo...

/me restalla látigo.

Velasco, usted a terminar la traducción de V&V antes de meterse en más berenjenales. Que no me entere yo... XDD

Velasco dijo...

Si tu supieras... no hay uno en el que no esté metido.

El Maestro dijo...

Y en otro orden de cosas: El texto está genial, y me congratula que (de momento) la opción de los plurales que has elegido sea la que voté en el último artículo :)

wachinayn dijo...

Pues Velasco, a lo mejor te tomo la palabra. Si es que Terrax me deja, claro está. xD

Sobre el plural, lo cierto es que no he decidido aún, pero esa era la opción que había tomado antes de hacer la encuesta.

Y Roberto, no conocía ese cuento, pero es sencillamente brillante. De hecho, no sabía nada de Zothique, y tendré que remediarlo, porque esa historia en concreto es prácticamente una aventura que podría suceder en La Puerta de Ishtar.

Roberto dijo...

Wachinayn, encantado de ser de utilidad. Sobre todo cuando se trata de aumentar mis puntos de esnobismo con recomendaciones como ésta ;-)

Hay gente que tiene un PDF o un EPUB con todos los relatos de Zothique. Si te interesan, ya sabes dónde puedes preguntar.

En cuanto a mapas, en el Cartographers' Guild hicieron uno hace varios años: http://www.cartographersguild.com/showthread.php?666-Zothique&p=5235&viewfull=1#post5235

Creo que no se puede ver sin estar registrado. Pero total, un usuario más en Internet ... :-)

dormin dijo...

En esta dirección tienes la colección de los cuentos de Zothique en "aspañó", por si te es útil:

http://elbardodelsigloxxi.blogspot.com/2009/11/los-cuentos-de-zothique-el-dios-de-los.html

Midas dijo...

Wachinayn...me rindo a tus pies, realmente interesante, un gran texto, que como dice Velasco quizá le falte algo de léxico a fin de embellecerlo a la altura del primoroso y detallado trasfondo que nos otorgas.

PD: Hay un detalle que no sé por qué no me acaba de cuadrar, y es que las alimañas varias posean el símbolo del Dios...quizá alguna extraña runa, bajo mi humilde punto de vista sería más acorde, por que si no parecen abejas y arañas de diseño...Ojo, que como bien digo no deja de ser una chorrada, pero como tal yo te la transmito para que hagas o deshagas a tu antojo.

PD2: No tuve tiempo para comentar los textos referentes a los Middu,los examenes me abstajeron hasta límites inauditos, pero desde aquí te transmito mi más sincera enhorabuena por ellos.

PD3(Y acabo)xDDD: Quizá con Velasco tengas más trato y su ofrecimiento nazca de la confianza que os tenéis, pero yo me sumo al ofrecimiento para ayudarte con el refinamiento de textos si lo consideras conveniente.Sería para mí un verdadero placer.

Lo dicho, un magnífico trabajo maese Wachinayn!!!!!!!

wachinayn dijo...

Muchas gracias por el enlace con los cuentos Zothique en español. De momento estoy dudando en qué idioma leerlos. Dependerá de cómo tenga el día en el momento que finalmente decida leerlos.

Y sobre su versión en inglés en EPUB, bueno, hay muchas formas de contactarme. ;)

Del tema revisiones, empiezo a pensar que veis que el juego necesita muchas, demonios. xD En cualquier caso, gracias por el ofrecimiento.

wachinayn dijo...

Ah, y como pobre disculpa diré... es que soy de ciencias. :P

Midas dijo...

¡No no, en absoluto!No quisiera que me malinterpretases, yo solo lo decía por el hecho de que si ves que se necesitase algún retoque, estaría encantado e echar una mano en lo que hiciera falta, nada más. Que no sería por que hubiese fallos, si no por aportar un repunte de léxico desde otro punto de vista. A mí me sucede constantemente, y soy de letras, que escribes un texto y te parece realmente bueno, y al pasárselo a un colega para que lo examine, enriquece puntos en los que inicialmente uno no había caído.

El ofrecimiento ahí queda, pero vaya por delante que me parece que tus ideas y tus textos son puñeteramente buenos, es más le estaba comentando a una colega tu último texto y le ha parecido soberanamente bueno, así que puedes quedarte tranquilo.xD

Un abrazo!

wachinayn dijo...

No te preocupes, hombre, que no me ofendo. Además, conozco mis limitaciones. ;)

El Maestro dijo...

De ciencias tenías que ser ;) jejejejeje

Publicar un comentario

 

La Puerta de Ishtar Template By: SkinCorner