jueves, 7 de julio de 2011

Conjuro: Vestiduras del Rey

Me preguntaban en otra entrada si el sistema de magia de La Puerta de Ishtar iba a tener algún medidor o puntuación de corrupción, que representara los sacrificios a la cordura y la humanidad que tenían que hacer los brujos para poder dominar su arte. Mi respuesta fue una negativa. No existe algo así, ya que confiaba que la mera ejecución de los conjuros hiciera que el jugador sintiera la corrupción de su personaje mejor que cualquier número en una hoja de personaje.

Para demostrar esto traigo hoy un ejemplo. Es uno de los conjuros más sencillos y fáciles de aprender del juego, pero incluso éste implica ciertos sacrificios para el lanzador. Aunque el conjuro que puse hace un tiempo ya me parecía lo bastante maligno como para poner los pelos como escarpias a cualquiera que lo interprete, este tiene efectos más "tangibles". Ya me diréis si he conseguido mi propósito.



Nivel: Brujería 1

Efecto: El brujo está rodeado de un aura invisible de maldad y terror puros. Aunque los que le rodean no pueden verla, sí pueden sentirla. El brujo recibirá una bonificación de +2 a todos los conflictos sociales que afronte de manera hostil (intimidar, interrogar, etc), y una penalización de -4 a todos los conflictos sociales que afronte de manera amistosa (ganarse la confianza, convencer amablemente, etc). Además, cualquier enemigo que no cause Terror tendrá que superar un conflicto de Voluntad contra el Carisma del brujo al enfrentarse en combate a él. Si fracasa estará afectado por la condición Aterrorizado durante los dos primeros asaltos si es una contienda, o durante la duración total del combate si es una escaramuza.

Además, un brujo que haya lanzado este conjuro será inmune a cualquier otro personaje con Vestiduras del Rey o a los efectos del Terror de cualquier criatura.

Por último, todos los animales huirán del lanzador y ninguna montura lo aceptará como jinete, prefiriendo la muerte si son obligadas. Ésta es la razón de que muchos brujos viajen en palanquín.

Lanzamiento: El brujo tendrá que conseguir suficiente piel de miembros de su raza para confeccionarse una capa que le cubra todo el cuerpo, incluyendo la cabeza. Deberá extraer la piel de los cuerpos él mismo y coserla usando como hilo tendones y como aguja un fragmento de hueso tallado de forma apropiada. Una vez confeccionadas estas vestiduras tendrá que llevarlas ininterrumpidamente durante trece días, pasados los cuales deberá quemarlas en un fuego alimentado con madera de cedro. A partir de ese momento disfrutará de los poderes que el conjuro proporciona de forma permanente. No podrá de ninguna manera cancelar sus efectos en un futuro, aunque quiera.

Aunque estrictamente hablando no es necesario acabar con ninguna vida para lanzar este conjuro, la mayoría de los brujos prefieren extraer los materiales necesarios de individuos muertos.

Aprendizaje: Éste es uno de los conjuros más comunes, y se encuentra en la mayoría de las bibliotecas de los grandes brujos. Actualmente resulta imposible trazar su origen, y muchos eruditos piensan que podría ser anterior al ascenso de Sargón. Si se encuentra una tablilla con este conjuro, podrá aprenderse en dos días de estudio de la misma.

9 comentarios:

Khazike Khashondo dijo...

¡Bien! ¡Desollamiento masivo! \o/
El conjuro perfecto para los bajitos. xD

Ronny Gonzalez dijo...

buenísimo..muy evocadoras tus descripciones :).

WilliamDargates dijo...

Genial el conjuro, pero el riesgo que implica es muy grande. Hay que pensarselo dos veces, si de verdad queremos un personaje que viva toda su vida con ese estigma. XD Por cierto esta genial para un villano.

wachinayn dijo...

Gracias. :)

Sí, hay que ver si compensa, aunque a la mayoría de los malvados brujos les va a importar poco que otros les amen. Es mejor siempre que te teman. ;)

Manu "Strawdog" dijo...

Genial.

En mi caso, te puedo confirmar que el anterior hechizo (Abrazo del Señor de los Océanos), efectivamente, me puso los pelos de punta. Y este caso no es distinto.

Dan ganas de interpretar un practicante de la magia. El riesgo y las pérdidas son muy grandes, pero las recompensas (si sales vivo :P), también lo son. A mí me atrae. Será mi lado oscuro... :P

wachinayn dijo...

Como mis jugadores pueden atestiguar, me encanta sacar el lado malvado que llevan dentro. xD

WilliamDargates dijo...

vale, pero no va a haber un espacio para nuetralones o lo que somos un poco más blando de corazón??

dormin dijo...

Por supuesto, WilliamDargates, en la sección de víctimas.
Como decía Rincewind en Tiempos Interesantes ""Si creas un sistema donde los asesinos, conspiradores y psicópatas tienden a ganar, llega un momento en el que resulta peligroso acercarse a una cuna"".
Esto no es Rivendel, muchacho :)

wachinayn dijo...

Pues mira, hay unos pocos conjuros (3) estrictamente defensivos y de protección (la mejor manera de luchar contra la brujería es la brujería), pero el resto son todos para gente mala, o al menos maquiavélica. Esos tres son la excepción y no la norma

Una de mis ideas originales es que la magia ha de ser indudablemente mala, y es una de las características del mundo de La Puerta de Ishtar. No hay "brujería blanca" para los buenos. Quizá en un futuro, cuando publique la magia Cimmeria, haya un tipo de poder sobrenatural no naturalmente malvado, pero desde luego sera muchísimo más sutil y menos poderoso que la brujería.

Publicar un comentario en la entrada

 

La Puerta de Ishtar Template By: SkinCorner