domingo, 12 de septiembre de 2010

Culturas: Esclavos Mushkenu

Y tras las entrada dedicada a los Nobles Awilu, seguimos explorando las culturas del trasfondo de La Puerta de Ishtar con los Esclavos Mushkenu:

Los Mushkenu (mezquinos) son una de las dos Razas Creadas y, con diferencia, la más numerosa. Moldeados por Sargón a partir de arcilla y la sangre de Enlil, uno de los Dioses Antiguos, han sido diseñados para trabajar. Su altura (1,75 m de media) les hace ideales para los trabajos de construcción y sus cortas vidas hacen que se multipliquen con rapidez. Aunque un Mushkenu puede llegar a vivir 75 años, probablemente muera a causa del hambre, la enfermedad, la guerra o los malos tratos antes de llegar a esa edad.

Se dice que el color de la piel de un Mushkenu está determinado por la hora del día en la que se creó al primero de su linaje. Sargón mantuvo con vida a Enlil durante meses, agonizando, mientras le desangraba y usaba su esencia vital para sus creaciones. Si la sangre se derramó al mediodía, el Mushkenu tendría la piel blanca como el marfil, y si fue a medianoche, negra como el ébano, con miles de tonos entre estos dos.

Pero aquello fue hace 2000 años. Ahora ya no se crean nuevos Mushkenu mediante la Alquimia.


Todos los Mushkenu que viven en el Imperio de Akkad son esclavos. Campesinos, albañiles, soldados, artesanos, e incluso tutores, hacen todos los trabajos que los Awilu no quieren realizar. Los Awilu les tratan como a animales, y les consideran al mismo nivel que un asno o un perro de su propiedad.

Está terminantemente prohibido enseñar a leer o escribir a un Mushkenu. Y no hablemos ya de artes como la Alquimia o la Brujería. Sin embargo, algunos Awilu violan estas leyes entrenado esclavos para enseñar a sus hijos o llevar a cabo ciertas tareas que requieran de conocimientos más complejos.

Casi todos los Mushkenu ven a los Awilu como dioses. Son sabios, fuertes y de largas vidas. Además, ningún Mushkenu existiría de no ser por ellos. Aunque periódicamente se producen revueltas, siempre son sofocadas con éxito y sólo sirven para afianzar esta creencia. La mayoría de los Mushkenu aceptan su esclavitud como el orden natural de las cosas e intentan vivir como mejor pueden sus cortas y brutales vidas.

Al fin y al cabo, no conocen otra cosa. Y, aunque haya veinte Mushkenu por cada Awilu. ¿Quién iba a organizarles? ¿Cómo podrían unirse esas bestias bajo un propósito común?

7 comentarios:

Fian dijo...

Nuevamente me quito el sombrero ante el trasfondo del juego^^. Me está gustando mucho, espero que tengas pensado hacer alguna aventurilla introductoria cuando el juego esté acabado para que así podamos empezar a probarlo^^

wachinayn dijo...

Gracias. :)

Y sí, el juego vendrá con una aventura introductorio que mis pobres víctimas ya han sufrido. Y, si hay suerte, quizá otra.

Gary Arkham dijo...

Otro interesante añadido. Me ha gustado mucho lo del color de la piel, y en general el hecho de que les deban la vida a los awilu, y no sean simplemente una raza sometida.

Y celebro lo de la aventura (o aventuras) introductorias. Un "must" para cualquier juego, para mi gusto.

:)

Manu "Strawdog" dijo...

Coincido con Gary Arkham. Me ha encantado esa explicación de los distintos tonos de piel de los Mushkenu. Y el resto de la entrada también, para qué negarlo :P

Además, estás imprimiendo un ritmo de publicación bastante alto, y eso engancha todavía más. Yo por lo menos me paso todos los días a ver si hay novedades :D

dormin dijo...

Puede parecer una pregunta algo ambigua pero, en un imperio que divide a sus gentes en amos (Awilu)y esclavos (Mushkenu) como puede organizarse una partida mixta entre jugadores de ambas, tanto en lo referente a las relaciones entre ambas clases de pj (además del vasallaje), como en la relación con su entorno (los Awilu dispondrían de recursos económicos y derechos legales, acceso potencial a influencias de poder, mucha más libertad de movimiento, etc...)

wachinayn dijo...

Sobre el ritmo, a ver si consigo mantenerlo. :P

Sobre la pregunta de dormin, durante la creación de personajes, hay un momento en el que se tiene que definir el punto de inflexión de cada personaje, que es, dicho en corto, lo que le hizo abandonar su vida actual e "irse de aventuras" (nota las comillas, que no siempre serán aventuras al uso). Por tanto, si el personaje es un Noble Awilu, algo habrá tenido que pasar (exilio, verguenza, conspiración, ataque de conciencia, terrible revelación) que le haga abandonar su acomodada y tranquila vida de noble. Y si es un Esclavo Mushkenu, de nuevo algo habrá tenido que pasar para que deje de ser uno más de la masa de ovejas sin pensamiento y su vida cambie.

Y sí, los Awilu dentro del Imperio de Akkad (fuera es otro cantar, jejeje) tienen las cosas más fáciles que los Mushkenu, pero un Awilu que haya sufrido vergüenza o exilio puede llegar a ser muy llamativo, mientras que nadie va a extrañarse de que un Mushkenu camine sólo por las calles de la ciudad. Será el esclavo de alguien que irá a hacer algún recado...

conddedados dijo...

Y un noble Awilu siempre podría llevarse a su(s) esclavo(s)Mushkenu de confianza para que el ayuden en sus aventuras...

Me gusta mucho el juego. En serio. Mucho.

Nirhuz

Publicar un comentario

 

La Puerta de Ishtar Template By: SkinCorner